Evolución del sector en tiempos de pandemia. Nuevas tendencias de formación.

21 diciembre, 2020

Este año 2020 ha tenido un gran impacto en todos nosotros, y como no puede ser de otra manera ha impactado también las empresas y en sus necesidades formativas.

El sector de la formación debe dar respuesta a estas nuevas necesidades, tanto en las competencias a desarrollar, como en las metodologías a utilizar para poder seguir formando a los trabajadores.

Según The 2021 Workplace Learning Trends Report de Udemy for Business, este año nos ha puesto de manifiesto el cambio constante en el que vivimos y como la excelencia está en adaptarnos a él. Uno de los datos más significativos de este estudio, es la visión que tienen las empresas de la importancia de que sus trabajadores estén capacitados para afrontar estos nuevos retos y de cómo ha aumentado la brecha en habilidades para conseguirlo, de un 14% en 2019 a un 34% en 2020.

 

El estudio nos plantea las áreas que pasan a ser prioritarias para acompañar a nuestros profesionales en estos momentos de cambio.

·         En medio de la incertidumbre el autodominio es una habilidad valiosa. Durante este año 2020, la gestión del estrés, el aumento de la resiliencia y el control mental y emocional pasa a ser una necesidad compartida y un área importante de desarrollo. Las organizaciones que priorizan el bienestar de sus trabajadores en 2021 también se beneficiarán enormemente.

  • Aumenta también la percepción de trabajadores y empresas de incrementar la colaboración dentro de sus equipos. Y los resultados del estudio demuestran que han disminuido las peticiones de formación en torno a habilidades de comunicación, lo que nos puede llevar a concluir que este año, a pesar de la distancia física, las nuevas formas de interacción han facilitado la escucha y la empatía mutua. Y se ha sabido generar un mayor debate dentro de los equipos. Una gestión del conflicto más abierta, reconociendo también la importancia de los equipos multifuncionales para superarlos.
  • Otra área que el estudio describe como prioritaria para las organizaciones, es la gestión e interpretación de datos, siendo de vital importancia, formar a sus profesionales en herramientas para poder interpretar y gestionar estos datos.
  • Va en aumento la gestión ágil de proyectos, los equipos se alejan de grandes expertos en aspectos muy concretos y se dirigen hacia roles híbridos que sean expertos en varias materias. Estas múltiples habilidades/competencias hacen a los equipos más funcionales.
  • Un nuevo aspecto que ha cobrado gran importancia en estos meses es la Ciberseguridad. Formar a los trabajadores en ciberseguridad ha pasado a ser una urgencia en tiempo de COVID, debido al aumento del trabajo en remoto y en red.

 

Finalmente, el estudio pone de manifiesto la necesidad de dar prioridad a la formación durante el año 2021, y la importancia de crear una cultura de aprendizaje en las organizaciones. Facilitar el desarrollo y mejora de las habilidades de los profesionales, les permitirá adaptarse y afrontar mejor los futuros cambios. Igualmente, una cultura de formación genera creatividad e innovación en los equipos, lo cual permite una mejora continua y un buen camino hacia la excelencia.

 

Otro cambio fundamental que hemos vivido este año, está en la modalidad formativa, en la que la formación online y virtual adquieren un peso enorme en el desarrollo de los profesionales. Han sido muchas las empresas que se han lanzado y han apostado por seguir formando a sus trabajadores, en esta modalidad formativa y que han visto que los resultados eran iguales o mejores que en modalidad presencial.

El nivel de satisfacción en las formaciones realizadas en modalidad virtual síncrona mantiene los niveles de la formación presencial, siendo una experiencia muy satisfactoria para los profesionales que han participado en ella.

Son muchas las organizaciones que han descubierto sus ventajas: mayor flexibilidad, mayor adaptación a horarios de trabajo, menos costes de organización y de tiempo. Para las soft skills permite desarrollar sesiones cortas, que mantienen la atención de los participantes, y periódicas, que permiten afianzar las competencias trabajadas y transferirlas paulatinamente al puesto de trabajo, gracias a un seguimiento continuo.

Para las hard skills, es sin duda, una gran opción, gracias también a los soportes de las plataformas formativas, donde los participantes, pueden consultar multitud de material, realizar actividades síncronas y asíncronas. Permite una formación continua durante la jornada laboral, con una gran optimización del tiempo.

Según el estudio sobre tendencias formativas 2021, de Udemy for Business, la falta de tiempo es una de las causas principales por las que las organizaciones no realizan formación. Con la formación online y en aula virtual, se vence uno de los grandes obstáculos.

El sector de la formación ha conseguido durante este 2020 grandes resultados, con un impacto muy importante también, para las organizaciones, en ahorro de costes. Lo que nos lleva a concluir que ante los nuevos retos que se nos presentan y la importancia de seguir dotando a los profesionales de nuevas competencias, la dificultad de realizar formación presencial, no puede ser un impedimento.

CESI Iberia / Blog / Actualidad / Evolución del sector en tiempos de pandemia. Nuevas tendencias de formación.