El formador virtual: mismos pilares, diferentes recursos

21 julio, 2020

De acuerdo con la RAE el verbo aprender se relaciona directamente con tres procesos: adquirir, concebir y fijar. Dichos procesos en un mundo que tiende hacia lo virtual no cambian. El cambio se relaciona más con la adaptación por parte de los docentes y aprendices a dicho entorno.

Para ello el docente cuenta en la actualidad con un gran número de herramientas pedagógicas que le facilitan el proceso de aprendizaje, aunque nunca deberá de olvidar que dichos recursos son solo un medio y no convertirlos en el centro del proceso, ensalzando su capacidad tecnológica frente al objetivo formativo.

El primer elemento que debemos valorar es el aula virtual. En la actualidad contamos con decenas de herramientas, tanto de pago como gratuitas, con las que podemos trabajar (Zoom, Skype, Slack, GoToMeeting, Google Meet, Microsoft Teams, Cisco Webex Meetings, Google Hangouts, etc). Lo importante es valorarla desde el punto de vista de la formación y la usabilidad por parte del alumno. La mayoría tienen versiones gratuitas con algunas limitaciones funcionales (tiempo, usuarios, herramientas de interacción, etc.), valóralo detenidamente y no trabajes con más de dos o tres de ellas.

https://blog.hubspot.es/sales/programas-videoconferencias

En segundo lugar, si eres de pizarra aprovecha las opciones que tenemos en la red. Alguna aparte de escribir y dibujar te permiten compartirla con los alumnos, crear grupos aleatoriamente, seleccionar voluntarios, incorporar cronómetros y otras funcionalidades. Además, incorporan plantillas que te van a permitir trabajar mapas conceptuales y procesos. Entre ellas tenemos, Jamboard, Classroomsscreen, Twiddla, Mindomo, Scribblar, Notebookcast, etc.

En tercer lugar, busca la interacción con el aprendiz. Aparte de utilizar el correo para adelantar casos o tareas en los formatos usuales o las pizarras digitales compartidas, puedes incorporar herramientas en tiempo real que te permitan recoger opiniones, valoraciones o ideas. Entre ellas tenemos, PollEveryWhere, PollCode, MicroPoll o Kahoot.

Por último, utiliza herramientas para crear presentaciones más vivas, integrando video y contenidos. Cuidado, algunas son réplicas de las aplicaciones con las que ya trabajamos, pero en la red, lo que incorpores que te permita avanzar. Por ejemplo, Knovio, Poetoom, Loom, Cava presentaciones o Visme.

Para concluir, recuerda que lo importante es lo que vas a comunicar, se sistemático y dedícale tiempo. Una vez que tengas claro el qué, ponte a trabajar en el cómo, en la forma de contarlo, de enganchar a los aprendices, de generar una huella profunda de aprendizaje.

CESI Iberia / Blog / Actualidad / El formador virtual: mismos pilares, diferentes recursos