Cómo aprender a ser resiliente

5 noviembre, 2021

Según la Real Academia, Resiliencia significa la “Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos”.

En algunos momentos de sus vidas, todas las personas han pasado por situaciones “adversas”, ya sea en el ámbito personal, familiar o profesional. Ahora, aquellas que han tenido la posibilidad de asumirlas con mayor flexibilidad y canalizarlas óptimamente, son consideradas personas resilientes.

Cuando incrementamos el autoconocimiento, nos volvemos más fuertes a la hora de asumir un problema, le otorgamos el debido peso que éste conlleva. Para lograrlo, es necesario fomentar la reflexión y la autoconciencia.

Dedicar tiempo a conocernos, identificar nuestras necesidades, motivaciones y talentos, así como, nuestros miedos y limitaciones. Es parte de ese autoconocimiento, y nos permiten ir aplicando la resiliencia.

La flexibilidad también juega un papel determinante cuando nos enfrentamos a una situación estresante. Esta flexibilidad nos permite descentralizar el foco del dolor y el sufrimiento, y nos lleva a ver la situación desde otras perspectivas. Lo que se traducirá en tomar acciones de una manera más consciente y centrada.

Formarnos el camino es más seguro

Entrenarnos en la resiliencia no es cosa sencilla, requiere constancia. Es un trabajo que hacemos de adentro hacia afuera. Si bien a algunas personas se les hace más fácil, hay otras que requieren de un apoyo externo.

En la actualidad, existe mucho material de estudio sobre este tema. Así como cursos específicos, que van dirigidos a facilitar el proceso de autoconocimiento. En CESI, vamos a iniciar una formación sobre “El poder de la resiliencia: cómo adaptarte a los nuevos tiempos”. (puedes obtener más información presionando sobre el enlace).

Además, practicar hábitos saludables como hacer ejercicios, comer sano y dormir, son herramientas que nos enfocan a ser una persona resiliente. El interesarnos por el bienestar del otro, dedicándole tiempo a la familia, los amigos y la pareja. Ser positivo, valorar lo que tenemos, nos ayuda a desarrollar el optimismo y a ser realistas.

Si eres perseverante, con el tiempo la resiliencia se volverá tu estilo de vida. Lograrás ver el conflicto como una oportunidad. Una nueva manera de aprender y potenciar tus fortalezas.

CESI Iberia / Blog / Actualidad / Cómo aprender a ser resiliente